PORCELANATO LIQUIDO

El porcelanato líquido es una resina que genera pisos monolíticos, de aspecto uniforme y liso.  Se trata de una resina a base de plástico termofijo – es decir, se endurece cuando se añade a otros agentes químicos, formando la capa del revestimiento de porcelanato liquido epoxi.

Esta manta líquida se aplica sobre el suelo ya existente, otorgando atributos de uniformidad, brillo e impermeabilización.

Ligero y sofisticado  confiere mayor uniformidad al ambiente; sumado a su alto brillo, el efecto final es moderno y minimalista, de 0,3 mm de espesor, que se puede utilizar en exteriores e interiores, se puede aplicar en climas cálidos o fríos, ya que es un gran aislante.

Este tipo de material es muy habitual en hospitales, clínicas o establecimientos industriales ya que su tecnología lo hace resistente a los productos químicos y, en los casos en que se requiera, a la proliferación microbiana.

  • Es impermeable. No absorbe sustancias como líquidos, aceites, grasas y otros productos químicos, esto significa que es un suelo que no tendrá manchas provenientes de ese tipo de fuentes.  
  • Estético. Es ideal para aquellos que quieren unir ambientes y no quieren separaciones de piso, por ejemplo, entre una habitación y una cocina.
  • Fácil mantenimiento. Para limpiar este tipo de piso, simplemente se debe pasar jabón neutro diluido en agua y se debe evitar los productos químicos ya que podrían dañarlo.
  • Personalizable. Este tipo de piso es perfecto para cualquier persona que quiera tener un diseño o textura personalizada para su casa o incluso un color específico. El acabado puede ser pulido, mate o semimate.
  • Resistente. El porcelanato líquido es tres veces más fuerte que el hormigón, no se astillará, rajará ni se deformará como las baldosas o los pisos de madera. Proporciona un funcionamiento excepcional, hasta en los ambientes más agresivos, y tiene una gran resistencia al impacto incluso si se arroja un objeto pesado a la superficie.