Microcemento efecto hormigón

Elegancia modernista

El efecto hormigón decorativo es una composición de microcemento,  formulado en base de polímeros acrílicos, aditivos y cuarzo,  con un acabado mate y continuo, menos poroso que el hormigón convencional, se convierte en una solución innovadora para paredes de interior. La perfecta reproducción del hormigón visto que imita el microcemento aporta una capacidad novedosa y muy personalizable, dando la oportunidad de escoger entre una amplia gama de colores, diferenciándolo del aspecto tradicional del mortero. Su aplicación es artesanal mediante llana y espátula, tan solo un espesor de 4 mm.

Su funcionalidad permite un acabado mucho más texturizado obteniendo un ambiente con un estilo rústico y urbano. De uso exclusivo en paredes de interior como salones, habitaciones y comedores.

La elegancia industrial marca tendencia vanguardista, un estilo cada vez más de moda gracias a su resistencia, a la originalidad que posee y a la capacidad combinativa con otros elementos.

Dispone de una amplia personalización para las medidas de las placas de hormigón decorativas, remates de sus texturas y colores.